Estudio prospectivo sobre la diabetes en el Reino Unido (UKPDS)

médico controlando la presión sanguínea

El UKPDS demuestra que la diabetes tipo 2 es progresiva.

El estudio también demostró que la glucosa alta en sangre y la alta presión sanguínea ambas desempeñan un papel importante en el desarrollo de las complicaciones derivadas de la diabetes.

El UKPDS mostró que las complicaciones a largo plazo de la diabetes tipo 2 pueden evitarse por medio de un manejo intensivo de la glucosa en sangre y de la presión sanguínea: el UKPDS incluyó a casi 4.000 personas con diabetes tipo 2 recién diagnosticada.

El estudio demostró que:

  • La diabetes tipo 2 es progresiva con el transcurso del tiempo, y a medida que el páncreas pierde su capacidad de fabricar insulina, se requiere más tratamiento
  • La glucosa alta en sangre y la alta presión sanguínea ambas desempeñan un papel importante en el desarrollo de las complicaciones de la diabetes.

Un control de la glucosa en sangre y un manejo de la hipertensión intensivos dieron como resultado menos complicaciones relacionadas con la diabetes, y aproximadamente

  • 20% de disminución en las muertes relacionadas con la diabetes
  • 40% de disminución en las complicaciones derivadas de la diabetes en la vista, riñones y nervios
  • 40% de disminución en el bloqueo de los vasos sanguíneos hacia los miembros inferiores
  • 15% de disminución en los ataques al corazón

Por cada 10 mmHG de caída en la presión sanguínea sistólica, hubo aproximadamente un 12% de disminución en:

  • Muertes relacionadas con la diabetes
  • Complicaciones derivadas de la diabetes en la vista, riñones y nervios
  • Ataques al corazón

©2007-2017 Collective work Martha Nolte Kennedy,
The Regents of the University of California.
All rights reserved.