Lidiar con las emociones

hombre y mujer caminando

Es normal sentirse superado. Estas son algunas maneras de lidiar:

  • nunca deje de aprender
  • comparta con los seres queridos
  • establezca límites
  • aprenda habilidades para el manejo de la vida

Aprenda a entender y aceptar sus sentimientos, y viva bien.Un diagnóstico de diabetes puede dar vuelta su vida. Es normal sentirse superado. Estos son algunos sentimientos comunes.

La diabetes no se va.

¡A veces siento que ya tuve suficiente! Después de 10 años con diabetes, simplemente quiero un descanso. ¡Necesito vacaciones de la diabetes!”

La diabetes es exigente.

Tengo que controlarme el azúcar y contar los carbohidratos antes de cada comida. Siempre tengo que tener el medidor y usar la identificación. Tengo tantos turnos con los médicos, es ridículo. Es como tener otro trabajo”.

 

La diabetes asusta.

A pesar de que hago lo mejor posible todas las cosas que se supone que tengo que hacer, sé que no hay garantía, aún así podría tener complicaciones. La preocupación siempre está latente en mi mente”.

 

La diabetes se entromete.

Entonces, aquí estoy, en una entrevista laboral; es un trabajo excelente en una empresa de primera. Estoy tratando de concentrarme y causar una buena impresión. Luego me baja el azúcar y empecé a transpirar. Fue horrible”.

 

La diabetes es frustrante.

Lo que me irrita es que después de tanto trabajo, ¡mis números aún no tienen sentido! ¿Debería molestarme siquiera?”

 

La diabetes afecta a los amigos y a la familia.

Veo su ira y frustración y no sé cómo ayudarlo”.

 

La diabetes es desalentadora.

Sé lo que debería hacer, pero parece que simplemente no puedo hacerlo. Quizá no tengo la energía; quizá no me importa.”

 

La diabetes es exasperante.

Primero, tardan 20 minutos hasta que finalmente me transfieren con la persona correcta. Me llevó otros 2 meses hasta conseguir un turno con el médico. Luego, todo lo que hizo el médico fue observar el libro de registro y decirme que los números estaban muy altos. Me sentí una porquería”.

 

Arme su equipo. Aprenda acerca de la enfermedad. Entienda sus sentimientos.

Estas son algunas maneras de lidiar:

Nunca deje de aprender

Su manejo de la diabetes puede cambiar, a medida que cambia el cuerpo con el transcurso del tiempo. El tratamiento para la diabetes también puede necesitar ajuste. Manténgase actualizado. Concurra a una clase sobre diabetes. Investigue los desarrollos en tratamientos a través de Internet. Hable con su equipo de atención de la salud. Pídales recomendaciones.

Comparta con los seres queridos

A los amigos y familiares les importa y desean ayudar. Pero con frecuencia no saben cómo. Quizá quieran arreglar el turno, o unirse a la cita, o ir a buscar los medicamentos. Hágales saber específicamente cómo ayudar. La comunicación es clave.

Establezca límites

No se comprometa exageradamente. La diabetes exige tiempo y esfuerzo.

Aprenda habilidades para el manejo de la vida

La vida en el siglo XXI es desafiante. El aprender a controlar sus propias respuestas a los creadores de tensión de la vida es una habilidad valiosa. Los hospitales locales y organizaciones comunitarias pueden ofrecer una infinidad de clases, tales como manejo del estrés, manejo del tiempo, manejo de la ira y clases de cambio conductual.

Apóyense entre sí

Hay algo muy poderoso en la interacción con otros que tengan diabetes. La conexión es instantánea. Los niveles bajos de azúcar en sangre, las altas de azúcar en sangre y los “agujeros” en el dedo se entienden sin explicaciones. El estar con otra gente que tiene diabetes puede ofrecer una sensación de confort. Ya sea en el hospital local, en un campamento para diabéticos o por Internet, vale la pena revisar los grupos de apoyo.

Involúcrese

La defensa de la diabetes mejora la atención de la salud y apuntala la investigación para encontrar una cura. Ser parte de este esfuerzo no sólo ayuda a lograr estos objetivos, sino que lo hace sentirse bien acerca de sí mismo. Y cuando se siente mejor acerca de sí mismo, está más motivado para cuidarse mejor.

Cuestionario de autoevaluación

Hay disponibles cuestionarios de autoevaluación para los temas cubiertos en este sitio web. Para averiguar cuánto aprendió acerca de Lidiar con las emociones, tome nuestro cuestionario de autoevaluación cuando haya completado esta sección. El cuestionario presenta múltiples opciones. Por favor, elija la mejor respuesta única a cada pregunta. Al final del cuestionario, aparecerá el puntaje. Si tiene más del 70% de respuestas correctas, lo está haciendo muy bien. Si su puntaje es menor del 70%, puede regresar a esta sección y revisar la información.

©2007-2017 Collective work Martha Nolte Kennedy,
The Regents of the University of California.
All rights reserved.